UNLaR realizó colación de grado especial de Medicina

Ante una significativa concurrencia, en la tarde de este miércoles, la Universidad Nacional de La Rioja celebró el acto de colación especial de la carrera de Medicina: En la oportunidad se entregaron 87 títulos a los recientes graduados.

La ceremonia se llevó a cabo en la Sala Académica “Doctor Oscar Galíndez”, de la Casa de Altos Estudios. Estuvo presente el rector Fabián Calderón, acompañado por el vicerrector José Gaspanello, decanos de los distintos departamentos, secretarios y subsecretarios académicos, y demás autoridades universitarias.

Luego de la entonación de los himnos nacional y provincial y de la toma de juramento a los flamantes egresados, la graduada Abigail Ormachea, en representación de sus compañeros y compañeras, expresó: “cuando nos embarcamos en esta carrera no lo hicimos solos, también lo hicieron nuestras familias. Hoy, ellos se reciben con nosotros”. Seguidamente, en dirección a sus colegas, dijo: “Médicos: seamos luz en este mundo, antorcha en medio de la oscuridad, amemos nuestra profesión, no nos olvidemos que tenemos una responsabilidad que cumplir en esta sociedad que requieren valores, respeto y formación permanente”.

Posteriormente, el rector Fabián Calderón manifestó sus felicitaciones a los egresados, recordando la figura del cardiocirujano René Favaloro y destacando su labor como ejemplo a seguir. “Favaloro creyó que la única forma de crecer y formarse como médico era introducirse en el interior de nuestra patria; creyó que el Estado es el que debe garantizar las políticas públicas. Este médico significa, significó y debe significar, para nuestros graduados, la identificación, la fuerza y la adhesión a la medicina; debemos rescatar su legado”.

Asimismo, Calderón invitó a los graduados a comprometerse con la salud pública: “los invito a nuestros médicos a que piensen en la residencia, a pesar de las situaciones y adversidades, no dejen de pensarse en la especialidad y en la salud pública. El médico debe comprometerse con el pueblo, hay que aprender a salvar y defender políticas públicas, que ese guardapolvo blanco que los caracteriza se sienta impregnado de la realidad”.

Para concluir, la máxima autoridad de la UNLaR remarcó: “médicos: sean militantes de una profesión que abrace con pasión, fuerza y compromiso”.

Fuente: UNLaR

Compartir en: