Reinician las clases del programa “111mil Programadores”

Este miércoles 6 de junio, en el aula 206 del tercer módulo de la Ciudad Universitaria, darán inicio las clases del programa “111 mil Programadores”, coordinadas por la Subsecretaría de Graduados del Departamento Académico de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de La Rioja.

Este programa fue iniciado en el año 2017 por el Ministerio de Producción de la Nación, con el propósito de formar 100.000 programadores, 10.000 profesionales y 1.000 emprendedores, dado a que existe una amplia demanda laboral por parte de las Industrias Basadas en el Conocimiento.

Los temas que forman parte del plan, se dividen en 4 módulos y está orientando a toda persona que desee iniciarse en la programación. Las clases son de carácter gratuito, la asistencia no es obligatoria y el examen final podrá rendirse tiempo posterior al cursado para obtener el certificado de nivel nacional. Asimismo, las clases –que son dictadas por graduados y docentes capacitados y formados para desarrollar los contenidos del programa- podrán tomarse por el turno mañana, siesta y/o tarde.

Actualmente, se encuentran conformadas cinco comisiones compuestas por doce integrantes aproximadamente cada una. Sin embargo, la Escuela de Informática de la UNLaR, asumió el compromiso de reiniciar el plan para que aquellas personas que quieran sumarse tengan la alternativa de hacerlo, además se está evaluando la posibilidad de llegar con la capacitación a las Sedes Universitarias.

Este año, el dictado de clase tendrá la particularidad de disponer de un espacio propio para la formación, que será dentro de las aulas del tercer edificio de la universidad. Además, los equipamientos informáticos con los que se contará serán remunerados por el Ministerio.

Este plan, no solo abarcó y contuvo a personas con afinidad a la informática, sino que se incorporaron estudiantes de otros espacios disciplinares con la finalidad de poder incorporarse a ámbitos laborales que demanden conocimientos sobre la materia. Cabe resaltar que, si bien en otras provincias hubo deserción en el cursado, en nuestra provincia se logró mantener un cupo significativo de estudiantes, aproximadamente el 40% de la matrícula inicial, razón por la que se continuará trabajando sobre el objetivo de generar alternativas en la matriz productiva de nuestra provincia y alrededores.

Compartir en: