“Que nadie se quede sin celebrar”

El jueves 20 de diciembre, se llevó acabo la última sesión del Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Rioja. Por la adhesión unánime de sus miembros, se aprobó la Campaña de concientización sobre uso de pirotecnia, bajo el Lema “Que nadie se quede sin celebrar”.

La misma se origina desde el Estamento Graduados, como una propuesta ejecutada en conjunto con la Dirección de Prensa y Comunicación de la UNLaR, haciéndose extensiva a todos los Estamentos.

Cabe destacar que la pirotecnia, produce consecuencias graves para el medio ambiente, salud humana y animal.

Diversos estudios, se están realizando en el mundo sobre los alcances del daño que produce los fuegos artificiales.

En cuanto a la salud, según la sociedad argentina de pediatría ( SAP) informa que  más de 1000 personas deben ser asistidas en instituciones de salud ,por el daño provocado por la pirotecnia, de los cuales el 50% son niños.

Asimismo, la manipulación trae como consecuencias, problemas respiratorios por inhalación del humo, que despiden los fuegos artificiales.

Está demostrado científicamente que una bomba de estruendo alcanza 190 decibeles, que es mucho más de lo que el oído puede soportar. Es por ello que bebés, ancianos y personas con enfermedades crónicas o de larga data, soportan con incomodidad y malestar el ruido ensordecedor provocado por estos artefactos.

También niños con trastornos neurológicos entre ellos los trastornos del espectro autista (TEA), tienen dificultades en procesar los diferentes estímulos. La hipersensibilidad auditiva es muy frecuente. Sus oídos son muy sensibles, al percibir los estruendos. Por lo que muchas familias deben aislarse para proteger a sus hijos.

En el caso de las mascotas, les genera un importante estrés e inestabilidad emocional afectando el sistema nervioso. Debido a su mayor capacidad auditiva -superior a la de los seres humanos- para ellos esta situación, es mucho peor de lo que imaginamos. Les puede causar taquicardia, náuseas, falta de aire, aturdimiento, miedo y en algunas ocasiones la muerte. También ocurre lo mismo con los animales silvestres.

Lo que para muchos es una diversión, para otros es un gran dolor.

Brindemos por una sociedad más inclusiva y respetuosa de las necesidades de todos.

Para que nadie se quede sin Celebrar.

Compartir en:
  • 13
    Shares